Seleccionar página

Certificado digital – 5 claves para su disfrute

3 Oct, 2013 | Blog, Seguridad | 2 Comentarios

Insights -> Tendencias y Actualidad

¿Para qué sirve un certificado digital personal? ¿cómo se consigue? ¿cómo se usa? ¿cuánto cuesta = es gratis?…¿y el sello digital? Son preguntas sencillas que nos hemos empeñado en complicar.

La mayor parte de los españoles adultos conviven -íntimamente- con un certificado digital, sin saberlo. Estamos ante una paradoja más de nuestra Sociedad de la Desinformación. Se apuesta por unas administraciones públicas más cercanas al ciudadano, por el autoservicio, la factura electrónica y la seguridad de la información, pero, descuidamos su piedra angular: el certificado digital.

España fue pionera impulsando la identidad digital de sus ciudadanos, pero otros países están demostrando un sentido práctico muy superior (México/Solcedi, por ejemplo). Destacan también los procesos de Chile y Perú.

Como no quiero que tiremos la toalla, puesto que nuestra identidad en el ciberespacio está en juego, vamos a recopilar 5 aspectos clave para poder disfrutar (¡hoy!) de los certificados digitales.

1. ¿Para qué sirve un certificado digital personal?

Sencillo, sirve para representarnos.
Cada certificado digital personal identifica a una persona (física o jurídica)
de forma inequívoca, vinculante y legal.

2. ¿Qué podemos hacer con un certificado digital personal?

De todo, de todo. Nos permite firmar documentos, correos, contratos, facturas, divorcios. También nos identifica -sin duda- para el acceso a los bancos, a las administraciones públicas … y al gimnasio, al colegio de los niños o en la compra por internet. Incluso podemos utilizarlo para encriptar información (para nosotros o para dársela a otros).

3. ¿Cómo se consigue un sello digital?

En varios países se ha incorporado al documento de identidad oficial (dentro de un soporte físico, el DNI electrónico), pero la facilidad de uso que se ha conseguido por el momento es muy mejorable. Afortunadamente, hay numerosos organismos oficiales (CERES/FNMT, SAT/Solcedi, Registro Civil Chile [pdf]) que entregan certificados digitales personales, así como empresas especializadas (Comodo, GlobalSign, etc). Cuanto más abolengo tenga el emisor, menos explicaciones tendré que dar para justificar mi credibilidad.

4. ¿Cómo se usan los certificados digitales?

Nos centraremos en la firma electrónica, es la mejor manera de iniciarse en estos vericuetos y blinda todo aquello que firmemos: si lo modifican, la firma electrónica se anula.

Todo certificado digital tiene dos partes, una pública y otra privada. La parte pública se la entregaremos a todo aquél que quiera comprobar nuestra firma mientras que la parte privada es la que realmente nos permite rubricar, equivale a nuestra “mano electrónica” (¡OjO! ¡custodiar celosamente!).

Nuestro certificado lo tendremos en un archivo o en una tarjeta “criptográfica” (como en el DNI electrónico o en las tarjetas ACA para la abogacía). La tarjeta  requiere un lector para utilizarla, es más seguro y algo más farragoso.

Para firmar cualquier documento basta con apoyamos en el programa con el que lo estemos escribiendo (cliente de correo, editor de textos, etc.) en la opción “Firmar digitalmente”  ¿fácil, no?. No es broma, si el programa no localiza un certificado que llevarse a la boca, nos pedirá que le indiquemos dónde está.

También podemos firmar documentos que nos hayan entregado otros. Tanto la aplicación eCofirma, distribuida desde el INTECO, como el espacio VALIDe nos lo ponen sencillo (ver prestadores reconocidos).

El resultado:
el mismo contenido con un añadido inviolable,
nuestra rúbrica electrónica.

Compartir o distribuir la parte pública de mi certificado es tan fácil como enviar un correo electrónico firmado digitalmente. Si voy a por nota, también puedo exportar la parte pública de mis certificados y compartirla por disco en nube, etc.

Para que el no se lo crea, os referenciamos un video-tutorial (de 3 minutos y medio) sobre “Cómo firmar un documento de Microsoft Word”, publicado por la “Sección de Modernización Administrativa y Nuevas Tecnologías de la Diputación Provincial de Burgos” o las detalladas explicaciones del Cenatic.

5. Me interesa, ¿por dónde empiezo?

Empezando, sin miedo.

@aec_es: ¿La clave de la Innovación? La Acción. Fran Chuan. #CSTIC 2013.” (@PanelSistemas)

√ Mándate un correo electrónico FIRMADO a tí mismo.

√ Manda un correo electrónico firmado a otra persona.

¿No sabes a quién?
A nosotros mismo: probando.firmas(AT)panel.es
Te contestaremos con nuestra firma de ejemplo.

 √ Un pasito más. Verifica los documentos de prueba que te publicamos:

Estos son los documentos de prueba:

a) Archivo PDF (firmado con @firma): PanelSistemas_Web_signed.pdf
b) Archivo PDF (firmado con eCofirma): PanelSistemas_Web.xsig
c) Archivo PDF con “marca de agua”: PanelSistemas_Web_marca-de-agua.pdf

d) Finalmente, nuestros certificados para este taller:
– Una Autoridad Certificadora raíz: Cert_AC_Raiz-PanSis.cer
– Una Entidad emisora para certificados del taller: Cert_ES-PanSis.cer
– La parte pública del certificado de ejemplo utilizado: Cert_Ejemplo_Pub.cer

Todo ello empaquetado para su consumo aquí: icono_certificado

Así de simple,
ya estás en el juego,
¡enhorabuena!

Moraleja:

Los certificados digitales personales son útiles,
fáciles de conseguir y baratos.
¿Qué más se puede pedir?

 

Para terminar,  un poquito de ruido mental: mini-trivial digital.

Si escaneamos una factura en papel, tenemos una factura digital (un archivo PDF) pero NO tenemos una factura electrónica (facturae en España). Así, si firmamos una factura, tenemos una factura firmada (en papel o en digital), pero seguimos sin tener una facturae .

Podemos utilizar nuestra huella dactilar para identificarnos (lector de huellas en el ordenador o, incluso, el iPhone 5S incorpora “Touch ID”). Si accedemos a un sistema con nuestra huella dactilar, eso no significa que podamos firmar sin la necesidad de un certificado digital.

Tus archivos digitales firmados requieren una custodia, como haces con tus “papeles importantes”. Puedes apoyarte para ello en servicios especializados, como Metaposta (mi favorito).

La evolución en el tiempo de los documentos firmados electrónicamente todavía presenta diversos enfoques. Este artículo de nuestros amigos de Safelayer ofrece una excelente perspectiva: “No repudio y firmas digitales longevas (XAdES, CAdES y PAdES)“.

Si buscas una solución “nube en mano”, te gustará la propuesta de  SignNow.

 

———————————————————————

Enlaces relacionados:

  • Descárgate este pequeño “Taller” para fir mar digitalmente con Certificado Digital: icono_certificado
  • Centro de Descargas: descárgate más documentación y guías gratis en nuestro Centro de Descargas

 

 

Miguel Ángel Nicolao

Miguel Ángel Nicolao

Miguel Ángel es CIO, Director de Innovación y co-fundador de Panel Sistemas. Sigue a @mnicolao11 en Twitter, o visita su perfil en Linkedin. También puedes contactar con él vía e-mail en esta dirección.

Comentarios

2 Comentarios

  1. Javi

    Hola Miguel Angel, me parece un gran artículo para difundir el uso de certificados digitales, que desgraciadamente no tiene la implantación esperada a pesar de ser una tecnología con un brillante futuro.
    Solo un cuestión, respecto a Sellos dígitales, ¿te refieres a sello de tiempo? ¿o simplemente a la firma con certificado digital de un cierto archivo? (vaya, la firma electrónica !).

    Un saludo.

    Responder
    • Miguel Ángel Nicolao

      Buenas Javi,
      Cuestiones como el sello de tiempo o la firma avanzada las hemos dejado para otra ocasión, buscando priorizar la sencillez.

      La referencia al “Sello digital” (como equivalente al Certificado Digital) es, simplemente, un acercamiento a la terminología de México, en reconocimiento a la buena labor que allí se está haciendo en este tema.
      Por ejemplo:
      http://www.facturafacilmente.com/CSD.aspx

      Gracias por tu comentario.

      Saludos,
      MAN

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los 10 mejores artículos de 2014 en el blog - […]   Certificado digital: 5 claves para su disfrute 1.454 visitas […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This